lunes, 16 de febrero de 2015

RESUMEN SERIE: LOS NIÑOS OLVIDADOS DE GARAVITO

A finales del 2014, y luego de 20 años de no conocerse el paradero de dos menores de nueve y once años, que desaparecieron en el municipio de Buga, centro del departamento del Valle del Cauca, se logró su identificación y se entregaron sus restos óseos a sus familiares.

Estos niños fueron abusados sexualmente, asesinados y desaparecidos por Luis Alfredo Garavito, alias "La Bestia", quien dio muerte a más de 200 menores en Colombia y Ecuador, entre 1992 y 1999.

Quienes eran esos niños, sus sueños, su vida, como fueron identificados y quién adelantó está penosa y dolorosa labor, que aún continúa, fue la serie emitida en los espacios informativos de 6AM Hoy x Hoy, de Caracol Radio Cali. 

A continuación, escucharan un resumen de la serie, que fue emitida a nivel nacional.


miércoles, 4 de febrero de 2015

SERIE: LOS NIÑOS OLVIDADOS DE GARAVITO (X) EN CALENDARIOS, "LA BESTIA" MARCABA DÍA Y MUNICIPIO EN DONDE LOS ASESINABA

Noemí Correa, madre de Gustavo A. Correa
En hojas de cuaderno, en servilletas o en calendarios, Luis Alfredo Garavito, alias "La Bestia", marcaba con rojo, el día y el municipio de su recorrido macabro, por varios municipios del departamento del Valle del Cauca y Colombia, en donde abusaba y asesinaba a menores entre los 9 y 13 años.
Uno de los investigadores de la Fiscalía en Cali, que conformó el grupo que hizo un seguimiento exhaustivo al caso, y que pidió omitir su nombre, reveló que Garavito no cometió estos actos en sano juicio, sino bajo los efectos del licor.



Luis Alfredo Garavito, alias “La Bestia”, abuso sexualmente y asesino a 14 menores en Tuluá, 14 en Cartago, 6 en Zarzal, 5 en Buga, 2 en Riofrio, 2 en Palmira, 2 en Trujillo, y uno en Jamundí, Ansermanuevo, Toro, La Victoria y Sevilla, para un total de 50 menores asesinados por Garavito en el Valle del Cauca entre 1992 y 1999. 

miércoles, 28 de enero de 2015

SERIE: LOS NIÑOS OLVIDADOS DE GARAVITO (IX) "PARA NO SER IDENTIFICADO, A VECES UTILIZABA MULETAS O BASTÓN"

Restos Óseos de Gustavo Andrés Correa
Vendiendo ambientadores, libros y hasta biblias, Luis Alfredo Garavito, alias "La Bestia", recorrió varios municipios del departamento del Valle del Cauca, incluido Cali, para ubicar en las plazas de mercado y terminales de transporte, a los niños que posteriormente abuso sexualmente y asesinó en cañaduzales de poblaciones como Palmira, Tuluá, Buga, Trujillo, Zarzal, Cartago, Toro, Ríofrío, Sevilla y Jamundí.
Restos Óseos de José Alberto Gómez Bueno
Uno de los investigadores del Cuerpo Técnico de Investigaciones del CTI, de la Fiscalía en Cali, que pidió omitir su nombre, reveló que Garavito para no ser identificado en los municipios que recorría, cambiaba de apariencia, utilizando a veces un cuello ortopédico, muletas y bastón.

SERIE: LOS NIÑOS OLVIDADOS DE GARAVITO (VIII) "FUE UN ARDUO Y DOLOROSO PROCESO"

José Alberto Gómez Bueno
Uno a uno, huesito por huesito fueron hallados dispersos en zonas boscosas y cañadulez en el norte del departamento del Valle del Cauca y Risaralda, varios de los restos óseos de los menores entre nueve y trece años, de los que abuso sexualmente y asesino Luis Alfredo Garavito.
Estos restos fueron analizadas minuciosamente por el laboratorio de identificación humana del Cuerpo Técnico de Investigaciones, CTI, de la Fiscalía Genera de la Nación, en la ciudad de Pereira, lo cual permitió a finales del 2014, la entrega de los restos de dos menores que habían desaparecido en 1994.
Gustavo Andrés Correa
Las osamentas correspondían a los niños José Alberto Gómez Bueno y de Gustavo Andrés Correa, ambos del municipio de Buga, centro del Valle, y que habían desaparecido en 1994.
Para Augusto Benavidez, antropólogo del laboratorio, fue un arduo y doloroso proceso.

SERIE: LOS NIÑOS OLVIDADOS DE GARAVITO (VII) ANÁLISIS ODONTOLÓGICOS, PERMITIERON CONOCER LAS EDADES DE LOS MENORES

Entrega de los restos óseos de dos niños en Buga, Valle.
La entrega el pasado 21 de noviembre de 2014, de los restos óseos de los menores Gustavo Andrés Correa, de once años y José Alberto Gómez Bueno, de nueve años, del municipio de Buga, en el centro del Valle del Cauca, abusados sexualmente, asesinados y desaparecidos por Luis Alfredo Garavito, alias "La Bestia", hace 20 años, se logró gracias a los análisis técnico científico, medico, odontológico, antropológico y genético, que determinaron edad, sexo, talla y patrón racial, entre otras particularidades; además posible causa y mecanismo de muerte.
A la izquierda la perito-odontóloga María del Pilar Ramírez
En este proceso estuvo María del Pilar Ramírez, perito- odontóloga del laboratorio de identificación humana del Cuerpo Técnico de Investigaciones, CTI, en la ciudad de Pereira, quien asegura que gracias a la conservación de las estructuras dentales, se ha logrado conocer las edades de los menores que fueron asesinados por "La Bestia".

sábado, 24 de enero de 2015

SERIE: LOS NIÑOS OLVIDADOS DE GARAVITO (V) "ERA UN NIÑO JUICIO, QUE LE GUSTABA MUCHO COMER FRIJOLES Y JUGAR BOLAS"

José Alberto Gómez Bueno
Una mañana del 26 de noviembre de 1994, José Alberto Gómez Bueno, de tan solo nueve años, se disponía a salir de paseo con su familia, pero antes tuvo que llevar, a una cuadra de su casa, un desayuno a un cuñado de su mamá, siendo visto por última vez en el sector de la galería del municipio de Buga, en el centro del departamento del Valle del Cauca. 
Entrega de los restos óseos de José Bueno
20 años después, el 21 de noviembre de 2014, Floralba Bueno Giraldo, recibió de manos del grupo de Identificación Humana de la Fiscalía de la ciudad de Pereira, un cajón con los restos óseos del menor, el cual fue abordado por Luis Alfredo Garavito, alias "La Bestia" quien posterior a su captura, en octubre de 1999, confeso haber abusado sexualmente de él, asesinarlo y desaparecerlo.

La madre de José Alberto Gómez Bueno
Para Floralba Bueno, José Alberto Gómez era un niño muy juicioso, obediente, que comía de todo, pero que en especial le encantaban los frijoles y sancocho, muy buen estudiante, que soñaba ayudar a sus abuelitos cuando fuera grande, ya que eran muy pobres y que le gustaba mucho jugar fútbol y bolas.



(VI) "GARAVITO YA LO TENÍA EN LA MIRA"
Prima de José Alberto Gómez Bueno
José Alberto Gómez Bueno, de nueve años, fue uno de los 47 menores que entre 1992 y 1999 abuso sexualmente, asesino y desapareció en el departamento del Valle del Cauca, Luis Alfredo Garavito, alias “La Bestia”, quien dio muerte a 172 menores en Colombia durante ocho años.
El niño José Alberto Gómez Bueno, desapareció en el municipio de Buga, en la mañana del 26 de noviembre de 1994, cuando fue a llevar un desayuno a un cuñado de su mamá, que tenía una carnicería en la galería.
Primo de José Alberto Gómez Bueno
20 años después, el pasado 21 de noviembre de 2014 los restos óseos del niño fueron entregados a sus familiares.

Floralba Bueno Giraldo, asegura que Garavito ya lo tenía en la mira, ya que según testigos, se mantenía consumiendo licor en la galería y pendiente de los niños que iban a ese sitio.

miércoles, 21 de enero de 2015

SERIE: LOS NIÑOS OLVIDADOS DE GARAVITO (III) "LOS MENORES TODOS FUERON HALLADOS EN REDUCCIÓN ESQUELETICA"

Años después del hallazgo de cráneos y huesos de niños en cañaduzales en el norte del departamento del Valle del Cauca y zonas boscosas del departamento del Risaralda, abusados sexualmente, asesinados y desaparecidos por Luis Alfredo Garavito, alias "La Bestia", aún continúan las labores de identificación de 26 de los 66 restos óseos hallados, por parte del laboratorio de identificación humana de la Fiscalía en la ciudad de Pereira.


El médico Julian García con los familiares del Valle
Uno de los integrantes de este laboratorio es el médico Julian García, con 19 años en la Fiscalía, quién en 1998 hizo parte del equipo que llegó a dos lugares en donde fueron hallados los restos de 11 y 13 menores.

Cómo si hubiera sucedido ayer, Julian García, describe detalladamente esos momentos, en que vio la escalofriante escena de los huesitos de los menores muertos.




(IV) TODOS LOS NIÑOS MURIERON POR LESIONES DE ARMA CORTOPUNZANTE

No es fácil hablar de las causas, la manera y los mecanismos en que murieron varios de los 172 menores en el Norte del departamento del Valle del Cauca y Risaralda, a manos de Luis Alfredo Garavito, alias "La Bestia". 

El médido Julian García, que hace parte del laboratorio de identificación humana de la Fiscalía en la ciudad de Pereira,  tuvo a cargo este difícil proceso. 

Según sus análisis, todos los menores, entre nueve y trece años, que hasta el momento han identificado, murieron por lesiones de arma cortopunzante a nivel del tórax y el cuello.